¿Qué es el squash?

¿Qué es el squash?

El squash es un estilo deportivo que nació del raquetball o rackets y que, basándonos en algunas tesis (y con lo que les gusta a los ingleses nombrar las cosas con onomatopeyas, me lo creo) recibe su nombre del sonido que hace la pelota al rebotar sobre las paredes.

Dejando el nombre a un lado, básicamente es un deporte de raqueta que se juega bajo techo, con dos jugadores y una pelota pequeña de goma. Los jugadores se turnan para golpear la pelota con su raqueta, en dirección hacia la pared frontal y por encima de una banda metálica. La pelota deberá ser golpeada antes que rebote dos veces en el suelo, pudiendo hacer uso de las paredes laterales y trasera. El jugador que falle en la devolución pierde el punto. Por regla general se juega a 11 puntos en cada set.

Pista de squash

Se juega, como hemos dicho, en interior. La pista está rodeada de 4 paredes para poder rebotar la pelota en cualquiera de ellas, lo que puede parecer claustrofóbico, pero la que está a tu espalda es de metacrilato, es decir de un material tipo plástico transparente, así que este efecto de encerrado disminuye. Aunque la verdad, cuando estás jugando es lo último en lo que piensas.

Los cuadrados en rojo que ves en el suelo, son las zonas de saque y debes estar al menos con un pide dentro del cuadrado para realizar el saque.

Lo bueno de que sea en interior, es que no hay excusas. Siempre puedes practicar este deporte haga el tiempo que haga. Las paredes de la pista suelen estar pintadas de blanco. Pero como veis en el vídeo, en los campeonatos oficiales son más bien oscuras y de cristal, así que no hay algo establecido. Lo que sí hay que respetar son las medidas que son 9,76m de largo x 6,40m de ancho, aunque en los partidos de dobles (dos contra dos) puede ser la pista más grande.

Dimensiones pistas individuales

Medidas (m) Tolerancia (mm)
Longitud
9,75
± 10
Ancho
6,40
± 10
Diagonales
11,665
± 25

Dimensiones pistas dobles

Medidas (m) Tolerancia (mm)
Longitud
9,75
± 10
Ancho
7,62
± 10
Diagonales
11,665
± 25

Historia del squash

A principios del siglo XIX surgiría una nueva modalidad en los deportes con raquetas, el squash. Y según se dice, empezó en el lugar más pintoresco que te puedas imaginar, en una prisión de Fleet en Londres.

Allí, los prisioneros se ejercitaban golpeando una pelota con una raqueta contra alguna de las muchas paredes. Aunque a este juego se le llamó Rackets. Fue en 1820 cuando este juego llegaría hasta la universidad de Harrow y otras escuelas. Pero ahí no acaba la cosa, los alumnos descubrieron que una pelota pinchada de Rackets, al aplastarse contra la pared con mucha fuerza, producía un juego con más variedad de golpes, era mucho más rápido y eso hacía que supusiera mucho más esfuerzo físico. Esta variante que hoy conocemos como squash, tuvo una aprobación masiva y en el año 1864, fue declarado oficialmente como deporte y se construyeron las primeras canchas de squash.

Así empezaba el squash.

Aunque como cualquier otro deporte, al principio no había una estandarización internacional, y eso hizo que hubiera algunos cambios principalmente en Inglaterra y América que eran los dos lugares donde más se practicaba. Por ejemplo en Inglaterra las pistas de squash eran de 6,4m de ancho y las pelotas eran blandas, mientras que en América del Norte sus pistas medían 5,6m de ancho y las pelotas eran duras. Esto era porque las condiciones que había en Canada, era necesario que la pelota fuera un poco más dura y ésta se adaptaba mejor a pistas un poco más anchas. Ya que antes no se jugaba en interior, sino en la calle con 3 paredes en vez de 4.

Hoy en día está muy estandarizado, y hay unas medidas oficiales tanto para partidos individuales como dobles y la dureza de la pelota.

¿Qué nota nos das? 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

No te lo guardes, ¡comparte!